sábado, 20 de enero de 2018

Chère inconnue













La rencontre avec la reproduction d'un moulage de l'Inconnue de la Seine fut déterminante: dès les premières prises de vue, j'ai imaginé une mise en scène avec cette beauté énigmatique, comme habitée par sa présence. 



























Mise en scène: la sculpture, la pierre, la mort puisque non-vivant sont invitées à vivre à travers ma mise en scène reproduite avec la photographie. Je tente de capter le refus du deuil comme une lumière intérieure appelée à briller, toujours vivante: "dernier souffle" avant la mort, touchant la blessure du temps vivant. 

















Photos et texte:
Didier Hamonet





viernes, 19 de enero de 2018

Botanical Inquiry











































Fotos:
Daniel Shipp





martes, 16 de enero de 2018

Memorias manipuladas / En algún lugar intermedio




















Este proyecto se basa en el desgaste que el tiempo produce en la memoria. Para mí, evocar es más importante que identificar. Prefiero las sugerencias a las definiciones. Las fotografías actúan como un diario visual sobre los momentos perdidos de nuestros seres queridos. Tratan de encontrar una manifestación física para la sustancia volátil de los recuerdos. Percibo el mundo de los recuerdos como un lugar misterioso. El trabajo parece envuelto en un aura de misterio, tragedia y una melancolía borrosa que inunda las imágenes. No es importante ser traducible o transparente porque la opacidad es un valor agregado.































Las caras fantasmagóricas son como espectros invocados en una sesión de espiritismo. Contemplan el pasado y enfrentan la brevedad efímera del presente. El tiempo y la memoria se han convertido en un lugar privilegiado para la investigación. Empiezo desde un punto de vista individual, la historia se revela lentamente, como saliendo de las páginas de un álbum familiar. Lo que olvidamos es tan importante como lo que recordamos. 
























Fotos y texto:
Rafael Tanaka Monzo





domingo, 14 de enero de 2018

Scenes











































Fotos:
Katrien de Blauwer 





sábado, 13 de enero de 2018

Nada es lo mismo















La lágrima fue dicha.

Olvidemos
el llanto
y empecemos de nuevo,
con paciencia,
observando a las cosas
hasta hallar la menuda diferencia
que las separa
de su entidad de ayer
y que define
el transcurso del tiempo y su eficacia.
¿A qué llorar por el caído
fruto,
por el fracaso
de ese deseo hondo,
compacto como un grano de simiente?
No es bueno repetir lo que está dicho.
Después de haber hablado,
de haber vertido lágrimas,
silencio y sonreíd:
nada es lo mismo.
Habrá palabras nuevas para la nueva historia
y es preciso encontrarlas antes de que sea tarde.




















Foto 1:
Antoine D'Agata

Foto 2:
Alessandro Sarno

Foto 3:
Jonas Berggren

Foto 4:
Alina Rudya



Poema:
Angel  Gonzalez







jueves, 11 de enero de 2018

California











































Fotos:
John Chiara





martes, 9 de enero de 2018

HomeLands




















Creo que el sitio en el que vives hace a las personas lo que son. La relación que tienes con ese sitio en el que creces es la piedra angular de tu ser. No importa si vives en un apartamento pequeño en una ciudad densa o a cientos de kilómetros en el medio de la nada. Cuando esa relación se corta, la identidad se pierde. HomeLands comenzó como un proyecto documental, para grabar la tierra donde crecí antes de que las máquinas grandes la borraran. He estado regresando a Indiana varias veces al año durante los últimos diez años para recorrer senderos y campos en los que jugaba cuando era niño, buscando los restos del mundo que una vez conocí.  Estas ruinas fueron mi patio de recreo y también mi primera lección de historia. Al recorrer los mismos lugares una y otra vez, pude ver cómo la tierra se aferra a los recuerdos mucho más tiempo que la gente. Y cómo se crean nuevas identidades.































¿Pero qué sucede cuando el cambio viene del exterior? Los bosques y los acantilados de piedra caliza se están convirtiendo en hormigón, acero y asfalto. Esta transformación anula vidas pasadas. Ya no pienso en las tierras de cultivo; sino en cómo me siento al ver que lo que fue mi casa se desvanece lentamente. No intento registrar el pasado. En cambio, mis paseos se han convertido en una meditación. Cuando mi familia y mis amigos miren hacia el nuevo paisaje, no verán las casas que han construido. Ellos no se verán a sí mismos. ¿Quién será el extraño entonces, la tierra o la gente que lo recuerda?
























Fotos y texto:
Robb Hill